Vuelve la guerra sucia, le temen a Benjamín

EL GALLO DEL PRI. No es casualidad que el principal mencionado para contender por la alcaldía capitalina vuelva a ser atacado. Más de uno le teme a la probabilidad de que Benjamín Rico gane Pachuca.

Bastó que un consejero del IEEH dijera que hay posibilidades para que en agosto se lleve a cabo la elección de alcaldes para que de inmediato volviera la guerra sucia contra los que suenan para candidatos, especialmente los más fuertes, en esta actividad de grilla más que de buena política, en que se vale de todo para desprestigiar a los que tienen mayores probabilidades de ganar.

No es nada nuevo, así ha sido siempre en la lucha por el poder, donde más que los méritos o capacidades cuenta el golpeteo por la espalda; donde sin argumentos que valgan, y generalmente sin dar la cara, a través de un personaje o grupo que no comprometa a nadie se busca lanzar lodo contra el que quieren desprestigiar, en el entendido de que atacando su fama pública, ellos, los embozados, ganan puntos para su causa.

El virus había parado un poco esta guerra sucia, que puede venir lo mismo de grupos contrarios que del mismo color en lo que se conoce como “fuego amigo“. Pero ahora vuelven los ataques, que finalmente les sirven a los agredidos, porque eso significa que son peligrosos en la contienda, que son buenos gallos.

Queda claro que a quien no significa peligro, porque no tiene con qué competir o ganar, ni caso le hacen. Hay que golpear y bajar al que va adelante, no a los de atrás, que no tienen peso real.

 

BENJAMÍN RICO

Un caso que ejemplifica este escenario es el de BENJAMÍN RICO, que suena como el más fuerte aspirante del PRI a la presidencia de Pachuca, sobre todo en este momento en que urge un alcalde que tenga con qué dar respuestas a todos los problemas del municipio.

No es casual que de pronto hayan iniciado los ataques en su contra por parte de acusadores sin rostro ni nombre, pero con la conciencia de que en política no hay casualidades, sino causas, porque todo lo que sucede en esta actividad tiene padre y esto explica la finalidad.

En el caso de Benjamín, y en tiempo electoral, no cuesta mucho entender por qué viene esta guerra sucia. De entrada significa el reconocimiento del temor que tienen hacia el ingeniero personajes y grupos que ya lo ubican como el rival a vencer, y por lo mismo, esta guerra puede tener origen en figuras de institutos contrarios al PRI pero también de éste.

Por lo pronto, el ingeniero tiene ganada la primera batalla, porque con esta guerra sucia le están diciendo que es el enemigo a vencer, y al PRI, que tiene gallo para Pachuca.

Autor: Adalberto Peralta Sánchez

Nací el 11 de mayo de 1946 en un pueblito que tiene una laguna con patos y un parque con bancas con el nombre grabado del donante. Una de esas bancas tiene el nombre de mi padre. Estudié Filosofía y ejerzo el periodismo desde hace varios años. Colaborar con mi hijo en EFFETÁ me llena de orgullo. Trataré de hacerlo bien.



ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , ,



Right Menu Icon