Campeón eliminado

Los Toros fueron derrotados en cuatro juegos, a pesar de los buenos pronósticos.

La mayoría de los expertos consideraban como favoritos a los Toros de Tijuana para el bicampeonato. La escuadra comandada por Homar Rojas parecía confirmar los pronósticos, terminando en primer lugar, con 62 victorias por apenas 28 derrotas, eliminando en los playoffs a los Rieleros y a los Acereros; pero, para sorpresa de todos, fueron barridos en cuatro juegos por los Sultanes de Monterrey, que se convirtieron en el caballo negro.

La batería de los astados era impresionante, con Nick Williams, .370, 29 cuadrangulares y 72 carreras producidas; seguido por el cubano Félix Pérez, .323, colíder de jonrones, con 38 y 109 empujadas; Leandro Castro, con .326, 18 y 66; Junior Lake, .318, 22 y 79; además de los mexicanos Efrén Navarro, .300, 10 y 42, e Isaac Rodríguez, .325, 7 y 37.

En el picheo, sufrieron un poco con la partida de Brenan Bernardino, quien recibió una oportunidad en grandes ligas; también, dejaron ir a Tyler Alexander y al colombiano Julio Teherán, que les haría pagar el premio, ganándoles el segundo partido de la serie final de zona.

Sus caballos fueron Manny Barreda, 7 ganados por 3 perdidos, con 4.28 en carreras limpias, y Nick Struck, 8, 4 y 4.50. Ambos cayeron contra los Sultanes.

En el relevo, resentirán la partida de Oliver Pérez, pero sobre todo la de Fernando Rodney, si se concreta, pues era de lo mejor, mostrando su grandeza de Grandes Ligas, independientemente de que haya perdido el último juego.

La caída de los Toros refleja lo difícil que es conseguir un bicampeonato en estos tiempos. 

Autor: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.


ARCHIVADO EN:
, , , , ,



Right Menu Icon