En defensa del voto

Salir a las urnas el domingo 5 de junio debe ser un orgullo para la ciudadanía, consciente de que en sus manos está la decisión de elegir un gobierno que vele por sus intereses de manera genuina.

El voto no es una dádiva de la clase política, que baja de las estructuras de poder para refrendar a los servidores públicos y con ello avalar que “alguien” tome las decisiones y haga operativa la administración de lo público.

 

El voto es la expresión más pura de la voluntad del poder ciudadano; es, en todo caso, la extensión perdurable del poder custodiado para hacerlo funcionar en favor del pueblo, que debe transformar ese poder en oportunidades de desarrollo humano.

 

Sin embargo, en el México de la institucionalización revolucionaria el voto era la radiografía del genocidio político, donde el pueblo, en el hambre más espantosa, recibía las dádivas de una clase política amparada en grandes discursos demagógicos para legitimar sus gobiernos de escritorio.

 

El voto en la sucesión gubernamental 2022 en Hidalgo debe ser defendido en la conciencia y en la inteligencia empoderada del conocimiento; el ciudadano debe refrendar su voluntad y no ver la jornada del 5 de junio como un viacrucis dominical, sino como un orgullo del poder del pueblo que hace suyo -como siempre debe ser- el gobierno que inicia con la elección de una estructura política, una moral política, un valor de desagravio y dignidad humana.

 

Respetar el voto y nuestro voto es el respeto irrestricto de cada persona; es el respeto que dignifica, que enorgullece, inclusive el amor a la patria, pero por sobre todas las cosas: el amor a la verdad histórica de una sociedad.

 

Salir a votar con orgullo se hace cuando se tiene plena conciencia de causar el bien al conciudadano; cuando se piensa en la ilusión de construir el porvenir cierto de nuestros hijos; cuando se trasciende a intereses mezquinos y sectarios y, con ello, se crea el legado de honradez a nuestros congéneres.

 

La defensa del voto es la defensa de la dignidad humana, no es un obsequio de la clase política ni tampoco un obsequio a la clase política; es un voto a la patria que permite caminar con dignidad y la frente en alto cuando se sufraga con honradez y conciencia clara de la realidad social.

 

Consultoría política: barra_carlos@hotmail.com. Suscríbete a mi canal de YouTube: “Ciudadanía de Kristal.

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.


ARCHIVADO EN:
, , , ,



Right Menu Icon