¿Le conviene al PRI Hidalgo aliarse con el PAN y el PRD?

Ganar elecciones para ser un contrapeso real del gobierno federal parece más sencillo si es en alianza; sin embargo, solo lo parece. Se debería tomar en cuenta a los estados, pero están arreglando todo desde las dirigencias nacionales de los partidos.

No faltará quien pregunte si la alianza entre PRI, PAN y PRD para el 2021 convocada por la organización “Sí Por México” y, que encabeza el magnate Claudio X. González, le conviene a México y, desde luego, a Hidalgo, duda que es válida por el momento que vive el país y que preocupa de verdad. Desde esta perspectiva, la respuesta lógica es que sí le conviene a México para poder crear un contrapeso real al poder Ejecutivo Federal.

De inicio no se ve mal porque los partidos políticos –solos- tienen pocas opciones de ganar y unidos se amplían las posibilidades.

Sin embargo, surgen cuestiones que se podrían resolver con acuerdos vía el diálogo, sobre todo en el PRI: ¿Esta alianza es obligatoria en todos los estados?¿Qué papel juegan los gobernadores priistas, sobre todo, donde son ejemplo de buen gobierno? ¿Se respetará la voluntad de los priistas donde no quieran ir en esta alianza? ¿Las candidaturas para diputado federal son decisiones solo del CEN del PRI?

 

CASO HIDALGO

Nuestro estado parece representar un caso muy especial.

Por un lado, la paisana Carolina Viggiano es la presidenta de la Comisión Nacional para la Postulación de Candidaturas, lo que ya de entrada puede crear suspicacias en los priistas que se elijan, porque ella es una de las cartas para la candidatura al gobierno del estado. Y, por otra parte, el PRI Hidalgo es ejemplo a nivel nacional de trabajo bien hecho y con logros excelentes en la elección de alcaldes del 18 de octubre, donde multiplicó el número de municipios que ya gobernaba.

No se debe echar en saco roto lo que representa el gobernador Omar Fayad para el priismo nacional y, con mayor fuerza, para el priismo del estado, dado que es considerado en trabajos de opinión pública el mejor gobernador del PRI en México y, sin duda, una de las causas del triunfo de este partido en las pasadas elecciones de Hidalgo.

Pretender que solo sea PRI México el que proponga, de acuerdo a los estatutos, a los mejores perfiles para las candidaturas y en la alianza con otros partidos, históricamente sus contrarios en el concepto de la política y adversarios que parecían irreconciliables, tiene la causa explicable de buscar frenar a un gobierno federal que no convence y que juntos puede hacerlo realidad.

 

EL PROBLEMA ES ¿CÓMO?

Para empezar, parece que hay estados como Hidalgo, donde el PRI Nacional no haría mal en respetar sus decisiones sobre las candidaturas.

Pues, de otro modo, podría provocar un escenario hasta con signos de confrontación con los priistas del estado e, inevitablemente, con el gobernador y mucho más si se vive ya un tiempo de sucesión.

La secretaria general del PRI Nacional tiene todo el derecho de buscar ser candidata al gobierno del estado, como suponemos, lo tiene Nuvia Mayorga y Paula Hernández, sobre todo si se decide que sea mujer la apuesta de Hidalgo para la sucesión, y en caso de que la candidatura sea abierta, las apuestas crecen.

Si el PRI Nacional no tiene la visión y responsabilidad, hasta de estrategia, de contemplar en sus decisiones al gobernador y pretendiera irse por la libre con el apoyo de exfiguras de la política estatal, podría dar la impresión de que busca hacer un frente de ex en contra del Poder Ejecutivo Estatal, y provocar una división terrible en el partido y ya se sabe que: reino dividido, no prevalece.

No es fácil la situación en esto de las alianzas y las candidaturas, pues tomando en cuenta lo que dio a conocer el PAN donde señaló de irían en alianza en 150 distritos federales, de los cuales encabezaría 61, el PRI 53 y el PRD 44, que calculados en tanto por ciento a los siete distritos de Hidalgo: tres serían para el PAN, dos para el PRI y dos para el PRD.

No se ve fácil la alianza en Hidalgo, pero es una opción.

Se deben cuidar mucho los modos, que en palabras de un sabio de la política es igual a “LA FORMA ES FONDO” y parece que no se cuidan mucho.

Lo que sí suponemos es que en las candidaturas para diputados locales, el PRI Nacional no va a meter las manos.

Autor: Adalberto Peralta Sánchez

Nací el 11 de mayo de 1946 en un pueblito que tiene una laguna con patos y un parque con bancas con el nombre grabado del donante. Una de esas bancas tiene el nombre de mi padre. Estudié Filosofía y ejerzo el periodismo desde hace varios años. Colaborar con mi hijo en EFFETÁ me llena de orgullo. Trataré de hacerlo bien.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , ,



Right Menu Icon