Leyenda de Xoco

Javier Carranza reflexiona acerca del amor y la muerte en su nueva novela

Me dispongo a entrar a ver el más reciente filme de David Cronenberg en la Cineteca Nacional, cuando el amigo y prolífico escritor Javier Carranza Flores me llama.

El autor de Dinosaurio y Pies de musa me entrega su último libro, Alondra o La leyenda de Xoco, con la advertencia de que aparezco en la novela. Intrigado, me apresuro a leerla.

Jacinto, el alter ego del autor, es un hombre maduro que pasa sus tardes en la Cineteca Nacional, viendo buen cine y comentándolo con sus amigos, acompañado de un buen café, mientras admira a las bellezas que acuden al lugar. En suma, es un fiel retrato de las actividades de este buen amigo, que me presentó el colega y compañero escolar Luis Márquez.

La vida de Jacinto sufre un dramático giro, cuando la muerte en persona le advierte que solamente le queda un año de vida. De inmediato, me viene a la memoria La muerte enamorada, de Ernesto Cortázar, con la bellísima Miroslava haciendo un anuncio semejante al sorprendido Fernando Rivas (el actor y cantante Fernando Fernández).

El autor nos comparte, con gran sinceridad, sus anhelos y reflexiones acerca del amor y la muerte, de una forma más personal y sencilla que en sus anteriores obras.

Conviene señalar que el Panteón de Xoco, vecino de la Cineteca, fue escenario de numerosas cintas nacionales, varias de ellas de El Santo.

Gracias por incluirme en esta nueva leyenda carrancista. 

Avatar photo

Por: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , ,