Los anti Menchaca afilan las uñas

El gabinete de Julio Menchaca deberá ser leal, solidario y tener bien puesta la camiseta para enfrentar los retos que vienen, no solo del PRI Nacional, sino de morenistas de Hidalgo y del Grupo Universidad que siguen dolidos.

Este día 5 de julio en la Plaza Juárez protestará como nuevo gobernador de Hidalgo Julio Menchaca y dará paso a la alternancia, después de 93 años en que el PRI fue el mandón en Hidalgo, en un escenario complicado más que nada por los grupos de poder tanto de los partidos de enfrente como del propio partido del gobernador, que, por lo que se ve, están empeñados en estorbar a su administración y muy lejos de una actitud de solidaridad y acompañamiento.

El PRI DE HIDALGO con JULIO VALERA al frente ha mostrado en más de una ocasión que entiende y acepta su derrota del 5 de junio pasado y ha manifestado que será una oposición propositiva y firme en su credo político, lo que no tiene nada de raro y es lógico que sea así.

Sin embargo, el PRI NACIONAL parece caminar por otra senda, o por lo menos su secretaria general y candidata derrotada, la licenciada VIGGIANO, que ha manifestado en todos los tonos que el triunfo de Menchaca se dio violando la ley y que por lo mismo “No dejaré de alzar la voz por mis convicciones y seguiré luchando para dar voz a los cientos de miles de hidalguenses que me otorgaron su confianza”.

Extraña afirmación que habla de una oposición radical, que descalifica al nuevo gobernador y anuncia que dará voz a los cientos de miles que la apoyaron.

¿Esta afirmación qué quiere decir… que se constituirá en una especie de vice gobernadora para encabezar reclamos y denuncias? Puede ser, pero con un futuro difícil de ver por lo que significa no tener ya el poder en la entidad.

Porque de acuerdo al marco legal que nos rige, el triunfo de Menchaca es legítimo una vez que los tribunales así lo decidieron con el concurso final del TEPJF que de manera unánime y en voz de su presidente Reyes Rodríguez Mondragón dijo: “Se confirma la declaración de validez de la elección a la gubernatura del estado de Hidalgo y la expedición de la constancia de mayoría a favor de Julio Ramón Menchaca Salazar”.

Sin embargo, dice la candidata perdedora, que el triunfo no es legítimo y anuncia su decisión de darle voz a los que votaron por ella.

Por lo menos un buen tiempo va a ser una presencia que observe con lupa al gobierno entrante.

El otro frente contra Menchaca es de su propio partido, pues para nadie es un secreto la actitud de un grupo de dolidos que no acaban de entender que quien ganó y ya es gobernador electo es Menchaca y cada que pueden sacan las uñas como es el caso del delegado de programas sociales, Abraham Mendoza, que se quedó en la exigencia de “un fundador será gobernador” y con algunos de sus seguidores ha tenido actitudes reprobables contra Menchaca.

Súmele a estos frentes anti Menchaca, la ambición que ya se ve del Grupo Universidad de hacer crecer su poder y fuerza con el apoyo de algunos morenistas dolidos para ver que el asunto no está nada fácil.

Por si fuera poco, Julio debe estar muy atento y jalar las correas de gente de su gabinete y morenos con alguna encomienda legislativa, que desde ya se sienten con la candidatura para ser el próximo gobernador.

Darle unidad a Morena y atemperar ambiciones, frenar las intenciones del PRI NACIONAL, sobre todo de su secretaria general, y parar en seco a los ambiciosos para el 2028 es el panorama que se alcanza a ver.

Panorama y reto fuerte que exige del gabinete del nuevo gobernador lealtad, solidaridad activa y tener la camiseta de Menchaca bien puesta.

 


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , ,



Right Menu Icon