Maravilla ochentera

La secuela del éxito de DC Comics se ha suspendido en varios cines, a causa del semáforo epidemiológico rojo.

Tras el anuncio del regreso del semáforo rojo el viernes pasado, me apresuré a ver Mujer Maravilla 1984; pues si no, la tendría que ver hasta el año entrante.

Para mi sorpresa, Cinemex acató la orden de inmediato y suspendió las funciones de ese día. Decidí ver si Cinépolis Diana estaba abierto y mis esfuerzos fueron recompensados, junto con una veintena de personas que habían tenido la misma idea.

La Mujer Maravilla se convirtió en el mayor éxito de DC Comics en mucho tiempo, y no era de extrañar que se filmara rápidamente una secuela.

El guion de la directora Patty Jenkins y Geoff Johns se sitúa en 1984. Un grupo de arqueólogos ha recuperado una serie de antigüedades, entre las que se encuentra un talismán que cumple los deseos de las personas y que es codiciado por Maxwell Lord (Pedro Pascal), un ambicioso estafador, y por la apocada Bárbara Minerva (Kristen Wiig).

El deseo de Diana Prince (Gal Gadot) es volver a la vida a Steve Trevor (Chris Pine),lo que da lugar a algunas escenas divertidas. Desgraciadamente, los villanos no están a la altura y el asunto se alarga más de lo deseado.

Supuestamente se quiso hacer un homenaje a Linda Carter, quien aparece al final de la cinta, en un pegote mal hecho.

Wonder Woman 1984 confirma el dicho de que nunca segundas partes fueron mejores.

Autor: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , ,



Right Menu Icon