¿Por qué tanto odio contra Simón?

¡BÁJENLE! Los integrantes del Grupo Universidad no se cansan de atacar a Simón Vargas, con lo que solamente evidencian que el funcionario les estorba en sus intenciones de ganar poder.

Que el Grupo Universidad siente odio contra el secretario de Gobierno, Simón Vargas, es una realidad que se manifiesta a través de sus diputados; entre ellos sobresale el que se dice coordinador de los morenos y los medios de comunicación de este grupo, que no ocultan contra quién traen pleito.

Este conflicto podría explicarse por una confrontación ideológica sobre la práctica política entre ambos bandos, la cual no es sólo válida sino necesaria; sin embargo, llama la atención que muy pronto los inconformes pasaron a terrenos resbaladizos, e incluso algún diputado, lleno de soberbia, descalificó el trabajo de Vargas Aguilar “porque no era su par” y puntualizó que toda plática debía ser con su igual, o sea, el gobernador.

Este desplante no solamente fue de enorme y torpe soberbia, sino una manifestación clara de que Simón les estorba, los frena en algo y, como ya es una práctica en este grupo, si algo estorba, sean los de enfrente o los del mismo grupo, se quita y asunto arreglado.

Pero… ¿qué les molesta de Simón que les ha creado ese nido de víboras en sus corazones, en un odio que no pueden ocultar y que de manera grosera manifiestan con expresiones descontroladas y llenas de bajeza y agresiones, muy lejos de la clase pensante que en algún momento se quisieron adjudicar? Este grupo tiene como obsesión el poder.

Por lo mismo, seguramente Simón Vargas les debe tener las garras bien amarradas para evitar que maniobren y de paso frena sus intenciones de hacerse de instancias de poder, ya sean cargos o acuerdos que no pueden lograr por su presencia en el gobierno.

Para debilitar la imagen del secretario han recurrido lo mismo a los dichos de sus diputados que al uso de sus medios, interpretando las cosas como les da la gana y hasta se aventaron la puntada de pedir su renuncia. Está claro que les estorba y que quisieran un funcionario de gobierno a modo para sus movidas.

Parece que no lo lograrán por un pequeño detalle: Simón no actúa basado en ocurrencias, todas sus acciones manifiestan la voluntad política del gobernador, y es el gobernador quien firma las acciones de su secretario, con todo lo que esto significa.

Hay una frase del Quijote para significar que, pese a las presiones, se avanza. Pero no la recuerdo…



ARCHIVADO EN:
, , , ,



Right Menu Icon