31 de agosto: Desconfianza, duda… incertidumbre

En Hidalgo, como en todo el país, predomina la desconfianza en nuestros gobernantes; estos son los retos de los partidos políticos rumbo a las elecciones 2020.

La política genera una terrible desconfianza entre los mexicanos debido a muchas razones, pero la principal es el mal desempeño de quienes ejercen el poder, porque una cosa es la que dicen y otra la que hacen, de modo que quiebran la relación entre los dos factores centrales de todo régimen: gobernantes y gobernados, y con ello lastiman la democracia con carácter representativo, que es la de México, pues los ciudadanos elegimos a nuestros representantes mediante el voto.

Pero algo no funciona cuando, ante cualquier acto de gobierno, nuestra primera reacción no es confiar, sino preguntar a quién beneficia o a quién daña esa decisión, cuando se supone que si hubiera confianza (que no es otra cosa que la seguridad de que una persona en quien depositamos de buena fe nuestra esperanza sabrá encabezar con sabiduría los problemas que se presenten), la reacción lógica sería sumarnos con entusiasmo a la propuesta de quien gobierna.

¿Qué sucede?, ¿por qué la desconfianza? Los que saben de política dicen que fundamentalmente se debe a la falta de verdad y a un deficiente desempeño de los gobernantes en relación con las expectativas que supieron despertar en los ciudadanos.

Mucha gente se siente engañada por la forma en que se ejercen los cargos públicos, a veces con más sentido de lucha de poder para grupos de grillos o de personas, y no para beneficio de la gente.

Veamos algunos ejemplos, para que vea usted que la desconfianza predomina en la política de México: el presidente decide poner en marcha programas sociales, como entrega de dinero a estudiantes y adultos mayores, y de inmediato se dice: “Claro, lo que hace es un programa electoral y por eso compra la voluntad de esas gentes”; si el jefe del Ejecutivo decide enjuiciar a los expresidentes, se dice que es circo y no un acto de justicia, porque es un fracaso para enfrentar los problemas de México, particularmente la pandemia, y como baja su popularidad, hay que darle circo a la gente mandando a los leones a Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Pero hay personajes que ni falta hace que los contradigan, porque solitos son una contradicción, como Manuel Bartlett, Gerardo Fernández Noroña, Irma Eréndira Sandoval, Rocío Nahle, un tal Antonio Attolini -que era funcionario del IMSS y ahora quiere ser presidente nacional de Morena-, Carlos Romero Deschamps en Pemex y otros.

Ahora unos ejemplos de Hidalgo: si se detiene al alcalde de Mineral de la Reforma, la gente de Gerardo Sosa de inmediato grita que hay segundas intenciones; si se implementa el “Hoy no Circula”, la misma gente dice que no sirve de nada, que es un atentado contra los derechos humanos; si bajan los contagios de coronavirus, veloces como el rayo señalan que qué casualidad que se acerca la elección de alcaldes.

Como resultado de todo lo anterior, las instituciones se desgastan y se resquebrajan. Los partidos pierden credibilidad, y ni se diga el Poder Legislativo, al que en Hidalgo unos diputados garzas convirtieron en una cueva como la del evangelio, donde el nazareno los echó del templo por ladrones; y más si los diputados dan el gran espectáculo de trapecismo y chapulineo, entrando y saliendo del Congreso según el hueso en pelea.

Al final, el juego político se reduce a un escenario de intereses, como queda claro en los candidatos propuestos para la jornada electoral, con decisiones que tienen en algunos partidos a los dueños gritando desde la puerta, porque ni a su casa los dejan entrar.

Esta desconfianza crea incertidumbre, pues algunos han hecho de la política un campo de rapacerías y negocios a los que no son ajenos muchos que querían ser candidatos, porque saben que hay dinero. Usted ponga los nombres, dicen que uno canta…

Recuperar la confianza y unidad entre gobernantes y gobernados parece que sólo es posible con el gran argumento de los hechos y la congruencia entre lo que se diga y se haga. Una prueba tienen en ese sentido los aspirantes a alcaldes.

50 AÑOS DE CÁRCEL A SECUESTRADORES… Seis delincuentes que en abril de 2018 secuestraron a varias personas que se encontraban en el exterior de su domicilio en Tulancingo fueron sentenciados a 50 años de prisión, pena fuerte pero merecida. Buen trabajo de la Unidad Especializada en el Combate al Secuestro.

HASTA EL 15 DE SEPTIEMBRE… En gobierno del estado las actividades no esenciales se frenan hasta el 15 de septiembre para mitigar los contagios de covid-19.

CONCEJOS MUNICIPALES… Con el tiempo encima, la Comisión de Gobernación del Congreso, que preside José Luis Espinosa, debe terminar su trabajo esta semana y vaya si hay grilla de grupos y gentes que sienten que deben estar en esos Concejos.

MIÉRCOLES 2 DE SEPTIEMBRE, INFORME DEL GOBERNADOR… Este miércoles a las 11 de la mañana, el gobernador Omar Fayad informará al pueblo de Hidalgo sobre el trabajo de su cuarto año de gobierno. El informe se podrá seguir por la señal de la Red Estatal de Radio de Hidalgo y redes sociales. El lema en esta ocasión es un concentrado de lo que ha sido su gobierno en la pandemia: “Frente a los desafíos, crecemos”.

 

CIFRAS DE LA PANDEMIA

Hasta la noche del domingo 30 de agosto:

 

EN HIDALGO

10,222 contagiados (71 más)

1,590 defunciones (13 más)

 

EN TODO EL PAÍS

595,841 contagiados (4,129 más)

64,158 defunciones (339 más)


ARCHIVADO EN:
, ,



Right Menu Icon