Capital político, capital simbólico

Cada grupo político se dedica a crear su capital con miras a obtener el apoyo ciudadano, pero ¿de qué depende y cómo funciona?

El capital político es, en todo momento, el valor de aprecio, penetración y dominio de maniobra que presenta una persona, un lobby, o bien, una organización para para incidir y conducir las tareas del Estado. En este trazo, vectores como credibilidad, legitimidad y aprobación ciudadana se someten a la medida directa e indirecta para acreditar el capital político.

Sin embargo, una cosa es advertir que un personero o grupo tienen capital político y otra es poder apreciar a qué se debe ese capital político, el cual solo tiene dos fuentes: 

  1. Cultura política: atendiendo al grado de cognición y volición sobre el escenario político y sus actores.
  2. Inopia política: la carencia cognitiva que suele revelar empatías y apatías para refrendar o no una postura política.

Ni los doctos en política ni los ignorantes de la misma están exentos de apetitos que se apartan de la cultura política, y dan paso a dogmas, construcción de ideologías, juegos de intereses y a imaginarios colectivos que edifican el capital simbólico que se mueve en el péndulo del pensamiento mítico-mágico-religioso, que es el verdadero sustento en la mayor parte de las civilizaciones de la noción política y sus escenarios.

Si se preguntan qué es el capital simbólico, la respuesta se desdobla en dos condiciones:

  1. La aproximación individual a la realidad, donde un sujeto apropia de un contexto o diversos contextos los axiomas o principios de su vida y los nutre de la axiología o construcción de una ética que da paso a un escenario moral; condiciones que presentamos todos.
  2. La aproximación colectiva a la realidad, donde los sujetos sociales se vinculan y comparten experiencias cognitivas simples y complejas para asegurar su lógica de inserción social.

Por ende, la civilización crea históricamente capital simbólico, el mismo que ahora el capital político de personajes y organizaciones engrosa la legitimidad, credibilidad y capacidad de maniobra política que suele no explicarse ni por cultura política ni por inopia política.

 

Consultoría política y lectura de Tarot: barra_carlos@hotmail.com.

Suscríbete a mi canal de YouTube: “Ciudadanía de Kristal”.

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.






Right Menu Icon