Congreso Hidalgo contraría a gobernador, aprueba otra vez peleas de gallos como patrimonio cultural

De las observaciones que hiciera el gobernador, los diputados dieron un nuevo replanteamiento a algunas.

De nueva cuenta, el Congreso local decidió dictaminar a favor la declaratoria de peleas de gallos como patrimonio cultural inmaterial de Hidalgo, luego de que el mandatario de la entidad Omar Fayad Meneses devolviera el decreto pasado con observaciones para que fueran tomadas en cuenta en un posterior análisis.

De dicho estudio, efectuado por la segunda comisión permanente de Legislación y puntos constitucionales, puede observarse que a los señalamientos dados por el Ejecutivo estatal se dio un nuevo replanteamiento en la mayoría, como el hecho de que se invadía una competencia exclusiva de la administración estatal sobre que las declaratorias deben ser emitidas por el mandatario previo análisis y aprobación de la Secretaría de Cultura.

Asimismo, el órgano cameral consideró que la exposición de un fallo de la Suprema Corte resulta una desafortunada apreciación de un criterio aislado; así como la consideración de que cualquier práctica que suponga maltrato y sufrimiento innecesario animal no puede considerarse una expresión cultural se contrastó con un estudio del doctor Enrique Tello sobre que las aves de pelea son una especie única.

Además, añadió que el comportamiento y agresividad del gallo tienen un origen genético y puede afirmarse que debido a sus características biológicas sienten muy poco dolor e incluso su fisiología los dota de “armas propias para prevalecer en la naturaleza y lo individual”, expresó el representante de la comisión dictaminadora, Jorge Mayorga Olvera.

Por último, se contrastó la observación del Ejecutivo sobre que el alto tribunal consideró que las peleas no encuentran cobertura en el derecho a participar en la vida cultural, ya que si bien no vulneran alguna disposición constitucional no implica que deban considerarse protegidas como una expresión, a lo que los asambleístas resaltaron que la cultura sí se sustenta en el artículo cuarto como una garantía fundamental que presenta diferentes facetas o vertientes.

Ante la fundamentación anterior, fue propuesto declarar en el estado a los combates de aves como patrimonio cultural inmaterial; hecho para lo cual se instruyó a la Secretaría de Cultura identifique, documente, preserve, promocione y revitalice tal aspecto; a diferencia de la votación dada el 30 de junio, cuatro legisladores más se sumaron a la opinión a favor, siendo en total 24.

La diputada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), María Luisa Pérez Perusquía, fue en contra, mientras que sus compañeros de bancada Mayka Ortega Eguiluz y Julio Manuel Valera Piedras se abstuvieron.

Sin embargo, al ser un decreto necesitaba de al menos 20 votos para ser ratificado otra vez, hecho que al ocurrir se ordenó a la secretaría del Legislativo elaborar el decreto correspondiente para remitirlo al mandatario estatal para que haga una nueva sanción y de no tener ninguna observación ser publicado en el periódico oficial del estado.

 

BioFutura reclama nuevo intento

La organización civil BioFutura cuestionó la intención de volver a discutir en el pleno el asunto expuesto arriba, por lo que emitió un llamamiento a la ciudadanía a que externe a los asambleístas de la Cámara a no generar más violencia.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , , , ,