Cuestionarios constitucionales

Estamos a unos cuantos días de conmemorar un aniversario más de la promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y para ello es importante tener herramientas para entender el derecho público y la ciencia política.

El 5 de febrero de 1917 fue promulgada, en el Teatro Iturbide de la ciudad de Querétaro, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y a propósito de su aniversario y de la publicación de Cuestionario sobre ciencia política constitucional, texto de mi autoría, es que escribo esta participación, que tiene como finalidad invitar a la lectura de las herramientas que ofrezco para entender el derecho público y la ciencia política.

Para hablar del libro más reciente comienzo comentando una consideración personal: el fragor de la lucha política nunca llegará a su fin porque los involucrados en el hacer público siempre han tenido aspiraciones personales y las corrientes que confluyen en el espectro político son antagónicas o distantes. Es por ello que, sin entrar en embates partidistas o ideológicos, en Cuestionario sobre ciencia política constitucional se redactan cuestionamientos que se contestan a través de la experiencia en campo y la doctrina de distintas obras, especialmente la emanada de la mente de distintos académicos de mi alma mater y, naturalmente, de las de Maquiavelo, de quien he utilizado citas de Discursos sobre la primera década de Tito Livio, El príncipe, El arte de la guerra, Vida de Castruccio Castracani, Discursos sobre la situación de Florencia tras la muerte del joven Lorenzo de Médicis y su epistolario como parte toral del documento, ya que el cuerpo de este escrito habla de los medios empleados para ejercer dominación, desde la violencia física positivizada hasta el nepotismo, y explica las formas que tienen los individuos para involucrarse en el poder político o conjurar contra este. Su prologuista, Anabel Abarca Pliego, es analista política en Imagen Radio y columnista en atiempo.tv, fue colaboradora de Kybernus A.C., tiene diversos estudios en derecho y en ciencia política, y más allá de los títulos y funciones profesionales, es una mujer de alto valor ético y social.

El segundo libro en editarse fue Cuestionario de Derecho Constitucional de los derechos humanos, obra que invita al lector a tener una conciencia del derecho positivo mexicano a través de los sentimientos de justicia que deben emanar de toda persona que ve o vive las desventuras de las autoridades políticas cuando estas mancillan el derecho que está en la norma (trátese de juzgadores, legisladores o autoridades administrativas). Sea cometida la injusticia por ignorancia, torpeza, maldad, mezquindad o corrupción, es importante para el ciudadano enterarse de que el crisol con el que los detentadores del poder actuarán justamente y de conformidad al derecho (además de su conciencia ética) es el conocimiento de la ley por parte del gobernado, específicamente los límites facultativos y atributivos de cada autoridad en razón de lo desprendido del análisis de los artículos 1 a 29, 117, 118, 115, 116 y 124 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, dejando al gobernado a salvo de las actuaciones inconstitucionales, ilegales o nefandas de la autoridad. La obra fue prologada por un gran amigo, Fernando de la Peña Perea, distinguido abogado postulante formado en la Escuela Libre de Derecho y en la Universidad Nacional Autónoma de México, quien hace exégesis de la norma en sus procedimientos legales para satisfacer las necesidades jurídicas de sus clientes.

Finalmente, mi texto novel, Cuestionario de derecho constitucional, fue resultado de un sinfín de pláticas con amigos entrañables con las que pasé del dogma el empirismo político: la exdelegada política Sabrina Karol Mejía Zamudio, el empresario Víctor Hugo Silva Muñoz y el físico tecnólogo Luis Efrén Escorza Rosas, en las que debatíamos funciones constitucionales y metaconstitucionales de las instituciones federales y, ocasionalmente, locales y municipales. El resultado fue que publiqué un documento en colaboración con Luis Efrén Escorza Rosas (persona de gran ingenio y conciencia política altamente desarrollada), que explicaba la parte orgánica de la Constitución, diferenciaba a cada servidor público del ámbito federal, definía los requisitos legales y constitucionales para el ejercicio de esos cargos e invitaba al detentador del puesto político a la conciencia de sus alcances. La obra fue prologada por Víctor Hugo Silva Muñoz, con quien, además de vivir momentos excepcionales, compartí mis primeras experiencias en el tratamiento de actores políticos, instituciones democráticas y procesos electorales.

Agradezco la atención de quienes me siguen y les invito a leer estos libros.

 

Avatar photo

Por: Iván Mimila Olvera

Abogado y asesor en materia constitucional y autor de los libros "Cuestionario de Derecho Constitucional" y "Cuestionario de Derecho Constitucional de los Derechos Humanos". Actualmente es litigante en activo y asesor de diversas organizaciones de la sociedad civil.


ARCHIVADO EN:
, , , , ,