El cardinal Bolivia: la democracia perdida

La incertidumbre política en estos momentos en Bolivia es de tal magnitud que se ha debilitado la credibilidad social en la clase política y en la actual organización del sistema político.

Inmemorial resulta el recuerdo de los golpes de Estado que ha presentado Bolivia en su historia, creando un vacío de poder que ha incidido en la fragilidad de las instituciones democráticas y en el desarrollo del país.

 

Jeanine Áñez, expresidenta de Bolivia, ha sido detenida por la justicia de ese país para comparecer por cargos de conspiración e instigación, tras ser señalada de participar en el golpe de Estado que impidió el mandato de Evo Morales.

En este escenario se multiplica la serie de problemas políticos internos que ha tenido Bolivia a lo largo de su historia, lo cual evidencia que ni la burguesía nativa ni su pueblo han presentado un proyecto nacional que pudiera ser viable para encarar los retos del país, cuestión lamentable debido a que en pleno siglo XXI no logra consolidar un proceso de progreso social, dentro o fuera del capitalismo.

En este trazo, el golpe de Estado contra Evo Morales ha pavimentado nuevas dudas sobre la viabilidad del cuarto mandato que había iniciado, y ha puesto sobre la mesa la discusión de que la burguesía nacional no puede asumir sus tareas de clase para concretar una vía de desarrollo en Bolivia; elementos todos del fracaso de la democracia y de su clase política, condición que ha sido una constante y que ha permitido el ascenso de diferentes gobiernos de facto, muchos de ellos dictaduras militares.

La incertidumbre política en estos momentos en Bolivia es de tal magnitud que se ha debilitado la credibilidad social en la clase política y en la actual organización del sistema político, por lo que todo se direcciona hacia el castigo de Jeanine Áñez y los ministros que se encuentran detenidos y que ahora perfilan una revancha política de los seguidores de Evo Morales, quienes exigen justicia y patíbulo para los traidores.

El análisis crítico de la realidad política en Bolivia denota una democracia perdida que, en los trazos de la conducción política, evidencia una burguesía local sin lógica ni rumbo, pero también, el vacío de poder de los sectores populares que no han encontrado los interlocutores válidos para encauzar un proyecto nacional.

 

Consultoría política y lectura de Tarot: barra_carlos@hotmail.com

Suscríbete a mi canal de YouTube: “Ciudadanía de Kristal”.

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , ,


TEXTOS RELACIONADOS:

SIGA LEYENDO:


Right Menu Icon