Limpiando la casa

Sin pelos en la lengua, el Papa Francisco ha empezado a limpiar la casa en materia de pederastia (el síndrome Jackson, por Michael Jackson) y se encuentra, literalmente, cortándoles la cabeza a los miembros de la curia que han cometido atrocidades y que ya empiezan a ser juzgados en tribunales civiles y están siendo encarcelados.

George Pell, cardenal australiano que con Benedicto XVI tuvo una meteórica carrera eclesial, al grado de llegar a sonar como uno de los candidatos al papado, ha sido condenado a seis años de cárcel por haber abusado sexualmente de cinco niños del coro de su iglesia, castigo insuficiente que ha sido impugnado por la sociedad civil de Australia, que se encuentra consternada y rabiosa.

Ya no es noticia el hecho de que cientos de curas se encuentren acusados y otros muchos siendo investigados por casos de pederastia, al grado que el Papa Francisco ha tenido que destapar la cloaca y limpiar la Casa de Dios, lo cual marca también un serio descenso en los fieles y el ascenso de un sinnúmero de religiones que rivalizan con el credo católico, como lo implican los evangélicos en el continente.

Sin embargo, el cisma de la Iglesia católica también es un cisma social, porque las heridas sociales que ha causado tiran por tierra vínculos de confianza y relacionales con esa religión, la cual ha sido, sin duda, la que ha tenido la primacía en la profesa, cuestión que  se ha ido erosionando no sólo en América sino en el orbe.

El precedente sentado por los casos de pederastia en la Iglesia católica ha creado una alerta ciudadana y de la justicia civil, al grado que ahora las investigaciones al respecto ante cualquier anuncio o sospecha se multiplican en diversos países, lo que revela que los cotos de poder han ido cediendo ante la presión social que airadamente exige justicia.

Algo queda claro: las sociedades son menos ciegas cada día, pero la luz de la verdad debe ser construida a través de la crítica social instruida y en ello aún nos encontramos en la oscuridad.

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.


ARCHIVADO EN:
, ,



Right Menu Icon