No está tan padre

En los 6 hogares de cada 10 que sí tienen la presencia paterna, ¿cómo se dividen las responsabilidades económicas y de cuidados? Porque vivir bajo el mismo techo no implica un involucramiento activo de los hombres en las tareas reproductivas asociadas al cuidado de los hijos.

En México no se conoce con certeza el número de hombres que ha tenido hijos. En 2020, 21.2 millones de hombres se identificaron como padres, según datos del INEGI. La misma encuesta arrojó que 4 de cada 10 hogares tienen paternidades ausentes, datos que posibilitan un debate para pensar de qué va el tema de la paternidad en México.

Más allá de las implicaciones emocionales y simbólicas de que un hombre se asuma como padre y de que un hombre abandone a sus hijos, los números capturan una realidad social compleja que impacta en otras áreas de la vida social y económica del país. Los hogares que viven paternidades ausentes están, casi siempre, en condiciones de precarización, sostenidos por una sola persona en edad económicamente activa que debe responsabilizarse no solo de los gastos materiales de una familia, sino de los cuidados.

Ahora, en los 6 hogares de cada 10 que sí tienen la presencia paterna, ¿cómo se dividen las responsabilidades económicas y de cuidados? Porque vivir bajo el mismo techo no implica, necesariamente, un involucramiento activo de los hombres en las tareas reproductivas asociadas al cuidado de los hijos. ¿Cuántos de estos hombres participan en las labores de cuidado? ¿Cuántos de ellos lavan o planchan el uniforme de sus hijos? ¿Ayudan con sus tareas? ¿Conocen sus miedos y deseos profundos? ¿Han cocinado para ellos?

El tema de la paternidad en nuestro país está lleno de claroscuros. Si bien hay cada vez más hombres dispuestos a responsabilizarse y asumir los roles que vienen con el hecho de ser padres, los datos hablan de un país en el que un porcentaje importante de hombres abandonan a sus hijos, en el que se ejerce violencia económica y psicológica contra las infancias y las mujeres y madres cuidadoras. Con esto, será importante pensar en la profunda relación entre ser padre y ser hombre en un país como el nuestro.


ARCHIVADO EN:
, , , , ,



Right Menu Icon