Piratas errantes

Sin un estadio fijo ni un cerrador confiable, los de Campeche se quedaron en el camino.

Los Piratas de Campeche acaban de establecer un récord difícil de igualar: jugar toda la temporada en patio ajeno.

Desde el principio, se sabía que el equipo de Francisco Campos difícilmente calificaría a la temporada, pero se esperaba que les diera una satisfacción a sus aficionados con la inauguración de su nuevo estadio; desgraciadamente, esa fecha nunca llegó y los filibusteros terminaron en penúltimo lugar de la zona sur, con 29 ganados y 58 perdidos.

El de Campeche fue quizás el equipo que menos cambios hizo, manteniendo a sus extranjeros desde el inicio; destacan Luis Jiménez, que finalizó con .347, 17 jonrones y 78 producidas; Yeison Ascencio, .346, 11 y 53, y el receptor Carlos Paulino, .238, 7 y 29.

Los nacionales más regulares fueron Diego Madero, .295; Ramón Ramírez, .262, e Ítalo Motta, 249.

De entre los lanzadores destacó Manuel Flores, con 4 ganados, 8 perdidos y 5.30 en carreras limpias, pero carecieron de un cerrador confiable; para colmo, sus dos mejores jugadores mexicanos, el short stop Jasson Atondo y el lanzador Francisco Haro, fueron enviados en la parte final a los Diablos Rojos, que en el colmo del cinismo hicieron que su hermano menor, Oaxaca, pagara el préstamo.

Ojalá que el año entrante, ya con su estadio terminado, estos Piratas armen un mejor equipo.

Autor: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.


ARCHIVADO EN:
, , , , ,



Right Menu Icon