Reactivar el turismo tras Covid-19, reto de Eduardo Baños

PENSEMOS EN MAÑANA. Justo ahora nos ocupan las medidas preventivas para evitar la propagación del Covid-19, pero también es urgente idear la manera de reactivar el turismo y que Hidalgo siga siendo una excelente opción para los vacacionistas.

El coronavirus plantea muchos retos para el Gobierno de Hidalgo, en primer lugar está el generar respuestas oportunas, principalmente en cuanto a prevención, y todo indica que éstas han sido afortunadas y bien aceptadas por los ciudadanos, pues la encuesta realizada por “Arias Consultores” ubica a Omar Fayad como el mejor gobernador de México en medio de la crisis de salud.

LO QUE VIENE

Sin embargo, lo que viene es encontrar solución a los problemas que inevitablemente se provocarán en el terreno económico, particularmente en la planta productiva, ya que la pandemia ha obligado al cierre de muchos centros de trabajo o la instrucción de tener actividades a medias, con el natural daño a la economía de empresas grandes y chicas, y ni se diga la afectación al empleo.
Hace unos días, y con el fin de apoyar a las empresas, se dieron a conocer medidas que buscan mantener los empleos, las cuales van desde eximir del pago de impuesto sobre nómina en 50 por ciento durante marzo y abril, y las que no son grandes empresas también contarán con un apoyo del 5 por ciento. Asimismo se planteó la suspensión de fiscalización en contribuciones estatales y líneas de crédito para las empresas.

EL TURISMO

Al sector turismo se le exime al 100 por ciento del pago, durante marzo y abril, del impuesto por la prestación de servicio de hospedaje. Sin duda se trata de un gran apoyo, pues el escenario para el turismo no es nada  halagüeño y plantea retos que debe enfrentar con creatividad y planeación el encargado de este ramo en la entidad, que es Eduardo Javier Baños.
La actividad turística en Hidalgo ha tenido un crecimiento muy bueno, al grado de estar entre las entidades que más turismo atraen, con una derrama de dinero extraordinaria en todas las opciones que se tienen como destinos.
Sabiendo que el turismo da trabajo a cerca de 100 mil hidalguenses, es bueno saber que para esta Semana Santa, y antes del Covid-19, se tenía una estimación de más de 3 millones de visitantes y una entrada de dinero superior a los mil millones de pesos, de los cuales más de 600 millones quedarían en los balnearios, donde somos una verdadera potencia, sobre todo en los que existen en el Valle del Mezquital.
La oferta de destinos turísticos es variada y atractiva en los 6 pueblos mágicos, los 7 con sabor, rutas arqueológicas, el geoparque Minero, las haciendas, el corredor de los cuatro elementos, la Sierra-Huasteca, el ecoturismo, el turismo religioso y como queda dicho, el corredor de los balnearios. Eduardo Javier Baños ha logrado concretar en logros las indicaciones del gobernador, incluso en el terreno internacional, donde con la atracción de eventos importantes se posiciona Hidalgo como destino turístico importante.

EL RETO

Pero el escenario cambió por el coronavirus, que va a dejar daños severos en esta actividad, empezando por las proyecciones para Semana Santa. Para atender el momento presente las medidas tomadas son muy buenas, pero qué hacer para lo que viene después, cuando haya pasado la pandemia y se tenga que enfrentar el reto de REACTIVAR EL TURISMO con proyectos creativos y agresivos, que en decisiones unidas entre Turismo estatal y los prestadores de servicios, empresarios del ramo y los ciudadanos que trabajan en esta actividad, concreten ofertas en que se fortalezca como base: “visita Hidalgo, juntos somos la solución”.
Se debe tener en cuenta que la población de todo México va a resultar muy lastimada en su economía y que no será fácil retomar la actividad turística, porque habrá verdaderas urgencias que atender antes que los paseos.
Es en este escenario donde seguramente Eduardo Javier Baños ya trabaja para tener ofertas de turismo, sobre todo para el vacacionista de Hidalgo, de modo que haya opciones aceptables en precios de transporte, restaurantes y hoteles. Sólo de esa manera parece posible recuperar la mina de oro que tiene la entidad, y aunque no se gane lo que se ganaba antes del Covid-19, se mantendrá activa esta industria.
El otro tema es la seguridad que deben procurar las autoridades de los destinos turísticos, sobre todo en el Valle del Mezquital, donde los mismos ciudadanos deben participar. De otro modo las cosas no caminarán.
Es cierto que se deben resolver los problemas del día, pero también adelantarse a los escenarios de mañana, siempre con una planeación responsable.

Autor: Adalberto Peralta Sánchez

Nací el 11 de mayo de 1946 en un pueblito que tiene una laguna con patos y un parque con bancas con el nombre grabado del donante. Una de esas bancas tiene el nombre de mi padre. Estudié Filosofía y ejerzo el periodismo desde hace varios años. Colaborar con mi hijo en EFFETÁ me llena de orgullo. Trataré de hacerlo bien.



ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , , ,



Right Menu Icon