Un clásico brasileño

Un humilde encomendero pasa de ser acogido por un santón a ser nombrado Satanás, en Dios y el diablo en la tierra del sol, de Glauber Rocha.

Dentro de la VI Semana de Cine Brasileño de la Cineteca Nacional, nos llamó la atención Dios y el diablo en la tierra del sol, segundo largometraje del legendario cineasta brasileño Glauber Rocha.

Nacido en Vitoria da conquista, el 14 de marzo de 1939, y muerto el 22 de mayo de 1981, Rocha dejó un legado de 19 películas; la mayoría de ellas, consideradas clásicos del cine brasileño.

Filmada en 1964, sobre un guion propio, con la ayuda de Walter Lima y Paulo Gil, la cinta narra la historia de Manuel (Geraldo del Rey), un humilde encomendero que, cansado de la explotación de su patrón, lo mata. Junto con su esposa, Rosa (Yoná Magalhanes), debe huir a Monte Santo, donde habita el sagrado Sebastiao (Lidio Silva). 

Con la promesa de ir a una isla paradisiaca, Manuel se convierte en el brazo armado del santón, que ha provocado la ira de los terratenientes, quienes envían al temible sicario Antonio das Mortes (Mauricio do Valle) a matarlo; este le perdona la vida a la pareja, que encuentra refugio con el bandido Corisco (Othón Bastos), que bautiza a Manuel como Satanás, hasta que la historia se repite.

La cinta llamó poderosamente la atención en los festivales, por la espléndida fotografía de Waldemar Lima, los corridos compuestos por el propio director y la dirección artística de Paulo Gil Soares.

La cinta estuvo nominada a la Palma de Oro en el Festival de Cannes.

Deus e o Diablo na terra del sol es, pues, un clásico que no hay que perderse.

Autor: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , ,



Right Menu Icon