Un día de paz en el Congreso

MARTHA SÁENZ

Parece que en el recinto legislativo han parado los rounds, o tal vez se trata de un acuerdo para evitar las notas sobre debates entre sus integrantes.

Entre las curiosidades del inicio, Corina Martínez hacía uso del micrófono cuando repentinamente se escucharon sonidos que parecían fallas de audio, el susto hizo a la legisladora afirmar que eso no se debía a ella porque “quién sabe qué saldría en el periódico”, lo cual es una muy buena broma que puede dibujar perfectamente la guerra mediática que viven los integrantes de la LXIV Legislatura.

El primero en participar y polemizar en tribuna fue Rafael Garnica Alonso, quien inició relatando la historia de las peleas de gallos, cuyos orígenes se remontan a la época precolombina y la conquista española, para argumentar la petición de convertirlas en patrimonio cultural considerando los beneficios para la entidad en derrama turística y una potencial fuente de empleo; todo eso para exhortar a la Secretaría de Turismo a dar mayor difusión a los combates de aves.

Los diferentes posicionamientos en medios de comunicación no se hicieron esperar, diferentes opiniones que festejaban o reprochaban la ponencia; lo cierto es que Garnica Alonso ha polemizado con sus ponencias al grado de generarse una imagen pública bastante bien posicionada, aunque no fue así durante las comparecencias.

Lucero Ambrocio Cruz, la pupila de Cipriano Chárrez, el pseudo morenista que está más ocupado por la renovación de la dirigencia panista y que en coincidencia con la joven vinculada a él políticamente fue partícipe y culpable de un accidente automovilístico, propuso normar comedores comunitarios y escolares para cambiarles el nombre a comedores de bienestar mediante la ley de acceso a la alimentación. No cabe duda que un simple cambio de nombre a políticas públicas anteriores demuestra que Ambrocio Cruz es dueña de un discurso agresivo, nada más y nada menos.

Julio Valera Piedras exhortó a pedir un aumento de presupuesto en favor del bienestar hidalguense. Parece que el legislador y la coordinadora de la bancada priísta, María Luisa Pérez Perusquía, no lograron ser obstáculo absoluto para la oposición, por lo que no les queda más que aferrarse al control publicitario para no tener que ser exhibidos por su leve peso en la Legislatura, pues el panista Asael Hernández ha logrado rebasarlos y colocarse como oposición a los morenistas, mientras la dupla Valera-Pérez toma café y susurra durante cada una de las sesiones.

Miguel Ángel Peña Flores optó por hablar de los establecimientos que venden pirotecnia. El petista ha destacado por sus ponencias, pero también se ha colocado como uno de los personajes que “sí le entran” al debate y nadie descarta que esté buscando la presidencia municipal de Mixquiahuala de Juárez, que actualmente es encabezada por uno de sus compañeros de partido.

Susana Ángeles Quezada exhortó a Jessica Blancas a que en la próxima programación del presupuesto se contemple suficiente recurso para asegurar el nombramiento de los órganos de control interno en la totalidad de dependencias que lo requieren. Habrá que recordar que César Mora, contralor del Estado, aseguró que el atraso en los nombramientos se debe a la falta de presupuesto, aunque esa sería una cuota que dejó pendiente la excandidata priista Citlali Jaramillo, quien parece que sigue en campaña, seguramente es poseedora de un sustento económico redituable.

Víctor Osmind Guerrero Trejo leyó un exhorto para pedir mayores recursos destinados a aumentar el presupuesto a la Universidad Politécnica del Estado de Hidalgo para financiar proyectos de prototipos de aviones, donación de aeronaves, financiar estancias en la NASA, crear fondos de becas y residencias en el extranjero. No hubo forma más sutil para desvincularse del Grupo Universidad.

Finalmente vino el nombramiento de la mesa directiva para el mes de diciembre: presidente Rafael Garnica, vicepresidenta Arely Miranda Ayala, secretarias Susana Ángeles Quezada y Tatiana Ángeles Moreno, suplentes Julio Valera Piedras y Víctor Osmind Guerrero Trejo, aprobada con 19 votos a favor.

Existió una segunda propuesta presentada por Asael Hernández, quien se autopostuló como presidente de la Mesa Directiva y a Julio Valera como vicepresidente sin lograr prosperar, pues apenas obtuvo unos cuantos votos. Parece que la bancada priista y panista resultan tan pesadas que ni siquiera han logrado conseguir el apoyo o gracias de las otras minorías.







Right Menu Icon