En Hidalgo se juega la suerte del PRI y Morena

Lo que está en la pelea es la vida del PRI como partido fuerte si gana y rumbo al olvido si pierde, y de parte de Morena la presidencia de la República, porque de ganar en Hidalgo habrá vencido al priismo más fuerte de México.

La elección del 5 de junio para gobernador no es una elección más de titular del Poder Ejecutivo, es la madre de todas las elecciones, pues de su resultado depende la vida misma del PRI y la reafirmación de la presencia de Morena con repercusiones fuertes para la elección del 2024.

Si gana Morena, no solo se alcanzaría la alternancia en el gobierno estatal después de más de 90 años de tener el PRI el poder de manera ininterrumpida, con todo lo que significa ser centro de la vida de Hidalgo y la creación de grupos y apellidos de poder beneficiados de este escenario y que, al parecer, provoca que vayan con todo para no perder lo ganado.

Si gana Morena con Menchaca, no solamente se tendría la gubernatura, sino que sería un mensaje muy poderoso de lo que se avecina en el 2024 rumbo a la presidencia de la República.

El PRI, por su parte, con Carolina Viggiano realiza una apuesta fuerte -la más fuerte quizá que como partido puede realizar-, para hacer de Hidalgo punto de partida de una presencia poderosa en que buscará destruir la prédica diaria de AMLO, abanderando la reivindicación de logros perdidos por una mala política presidencial en que los dañados son los hidalguenses, pese a lo que se repita todos los días en que se alienta el revanchismo de los olvidados y marginados, que además mensualmente reciben dinero que antes no recibían.

La lucha real de la gubernatura estará ya en la calle en cinco días, el 3 de abril cuando arrancan las campañas y en la que no se dice nada raro si se afirma que dos son los aspirantes que tienen realmente posibilidades de ganar: Julio Menchaca de Morena y Carolina Viggiano del PRI y que los otros dos -Francisco Xavier de MC y José Luis Lima Morales por el PVEM-, no tienen canicas para ganar.

Lo que está en la pelea es la vida del PRI como partido fuerte si gana y rumbo al olvido si pierde, y de parte de Morena la presidencia de la República, porque de ganar en Hidalgo habrá vencido al priismo más fuerte de México, con el simbolismo de que el partido tricolor no manda a la batalla a un soldado raso sino a su secretaria general, a la dirigencia nacional del partido, como expresión de que va por todo o por nada según el resultado.

SEIS ESTADOS, EL IMPORTANTE: HIDALGO

Hay elecciones en seis estados: cuatro del PAN: Aguascalientes, Durango, Quintana Roo y Tamaulipas, y dos del PRI: Oaxaca e Hidalgo.

En este momento el PRI solo gobierna: Oaxaca e Hidalgo para la elección del 5 de junio y en total cuatro estados porque se suman: Estado de México y Coahuila.

Si el PRI pierde Hidalgo y Oaxaca, solo tendrá Estado de México y Coahuila.

Sin embargo, ninguno tiene tanta importancia como la elección de Hidalgo, que se puede considerar como el gran reducto de poder por su simbolismo de priismo organizado y estructurado.

Esto ha provocado la reagrupación del priismo en sus personajes fuertes en poder y dinero, que se pude advertir en la difusión de fotos y videos con ese mensaje, pero con un pecado original para esta elección que fue el trato dado al gobernador.

ESTRATEGIAS

Los dos candidatos fuertes tienen estrategias diferentes.

JULIO MENCHACA ha sido claro señalando que no se va a enganchar en provocaciones y guerra sucia y que su campaña tendrá SERIEDAD, RESPONSABILIDAD Y PRUDENCIA, y que en todo momento se cumplirá con la ley y la normatividad

CAROLINA VIGGIANO por su parte habló de JUEGO LIMPIO, RESPETO Y DIGNIDAD.

Criticó pretextos para no cumplir con las reglas y la desaparición de programas sociales, y pidió al IEEH ser fuerte y resistir las presiones de quienes detestan al árbitro electoral con pretextos para no cumplir con la ley.

Del mismo modo, dijo, que nadie puede condicionar los programas sociales al voto ciudadano y condenó los spots tramposos del fin de programas sociales si no gana Morena.

Hasta donde se conoce, dos propuestas diferentes: Menchaca por la propuesta sin ataques y apegado a la legalidad por el camino de la 4T y de AMLO fundamentalmente y Carolina de cuestionamientos a un gobierno federal que no cumple.

Dos propuestas distintas que pueden llegar a su expresión más fuerte en los debates.

Y finalmente la decisión ciudadana para elegir entre lo que es el PRI y lo que es Morena, pesar en la balanza del voto los pecados morenos y tricolores, para decidir quién será gobernador.

Hay cuentas pendientes con Morena y con el PRI. Y en la hora de pesarlas en la balanza del voto se verá a quien premia el voto ciudadano y a quien no.

En cinco días arranca esta carrera…. y 68 días después, el 5 de junio, a votar y en septiembre nuevo gobernador.

¿Julio o Carolina?… eso lo decide usted.

Avatar photo

Por: Adalberto Peralta Sánchez

Nací el 11 de mayo de 1946 en un pueblito que tiene una laguna con patos y un parque con bancas con el nombre grabado del donante. Una de esas bancas tiene el nombre de mi padre. Estudié Filosofía y ejerzo el periodismo desde hace varios años. Colaborar con mi hijo en EFFETÁ me llena de orgullo. Trataré de hacerlo bien.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , ,