Inicia veda en Hidalgo, ¿pero qué es?

A la par, arrancó el periodo de campañas donde los distintos candidatos harán saber sus propuestas con el fin de obtener uno de los cargos que se disputan en la entidad.

Desde hoy a primera hora y hasta el 2 de junio, Hidalgo vivirá bajo una figura que se llama “veda”, la cual consiste en que ninguna dependencia, salvo algunas obligadas, podrá emitir propaganda en el contexto de la jornada electoral para no interferir en ella; hecho que por segunda vez se enmarca en la pandemia del covid-19.

A la par, arrancó el periodo de campañas donde los distintos candidatos harán saber a la población sus propuestas y plataformas con el fin de obtener uno de los cargos que se disputan en la entidad: 18 diputaciones locales y siete federales, además de dos ayuntamientos en Acaxochitlán e Ixmiquilpan.

En suma, serán elegidos en México 500 curules federales y mil 63 locales, 15 gubernaturas, mil 925 alcaldías, 2 mil 122 sindicaturas, 15 mil 102 regidurías y 635 juntas municipales.

Por lo que las dependencias de gobierno, ayuntamientos, organismos o funcionarios de los tres poderes no podrán emitir mensajes donde promocionen su imagen, logros ni actividades; y aunque no pausarán sus páginas de Internet, destaca que deberán evitar elementos visuales, auditivos, nombres, lemas, expresiones o mensajes que aludan a alguna administración.

Asimismo, quedarán suspendidos los informes de labores de los servidores públicos; mientras que estos deberán abstenerse de condicionar individual o colectivamente la entrega de recursos públicos, otorgar servicios, programas o una obra.

También, se considera un atentado al principio de imparcialidad la promesa o demostración a favor o en contra de alguna precandidatura, candidatura, partido o coalición; a la abstención de votar; inducir a participar; recoger, retener y amenazar con ello en cuanto a la credencial de elector; entregar bienes o servicios que contengan elementos o alusiones a contendientes.

Además, entes y empleados tendrán que abstenerse de usar la comunicación social oficial, tiempos del Estado en radio o TV, así como sitios de Internet y redes sociales oficiales para promover o influir en el sufragio. Finalmente, los organismos limitarán a sus plantillas a que acudan en día hábil a cualquier evento, mitin o asamblea.

Al incumplir lo anterior, serán impuestas sanciones como la que dicta el Código Electoral como una amonestación pública, así como la suspensión, destitución e inhabilitación para desempeñar cargos en el servicio público.

Asimismo, podrá aplicarse la nulidad de los comicios en caso de que sea comprobada la recepción o uso de recursos de procedencia ilícita o públicos, tal como ocurrió en los pasados en Ixmiquilpan. Además, podría ser fijada una multa de hasta 400 días, o bien, prisión de hasta nueve años para quienes coaccionen, amenacen a sus subordinados para que participen en eventos precampaña o campaña.

 

VEDA ELECTORAL

Por otra parte, tres días antes del llamado a urnas (3 de junio) será desplegada la veda electoral, la cual consiste en un periodo de silencio y reflexión que se le da a la ciudadanía para que puedan razonar el sentido de su sufragio luego de escuchar a los candidatos.

Igualmente quedarán prohibidos los actos de campaña y proselitismo, todo tipo de propaganda, anuncios gubernamentales y la difusión de encuestas o sondeos.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , , , ,


TEXTOS RELACIONADOS

SIGA LEYENDO