Las esculturales estafadoras de Wall Street

El caso de las prostitutas que drogaron a sus clientes y provocaron su muerte ya había sido llevado a la pantalla grande por Arturo Ripstein en La calle de la amargura. Gracias a un artículo de Jessica Pressler, nos enteramos del equivalente norteamericano ocurrido años antes, en Las estafadoras de Wall Street, un filme de Lorene Scafaria.

De acuerdo al guion de la propia realizadora, Destiny (Constance Wu) es una bella chica asiática que busca abrirse paso en un club nudista para poder mantener a su abuela; es entonces que conoce a Ramona (Jennifer López), la estrella del lugar, quien decide tomarla bajo su tutela. Todo parece ir de maravilla, hasta que se produce el colapso económico de Wall Street.

Destiny pasa por un fallido matrimonio y también tiene que mantener a su hijita; es entonces que, junto con Ramona y otras dos amigas, decide drogar a ejecutivos de Wall Street y robar sus tarjetas, con el argumento de que solamente toman parte de lo que robaron esos individuos.La exactriz y directora debutante revela su novatez y no sabe si criticar o aplaudir a sus personajes. Lo cierto es que el público masculino podrá darse un taco de ojo con esta pléyade de bellas mujeres.

Hustlers es un filme no del todo logrado, pero que consigue mantener el interés de los espectadores durante casi dos horas, y los fans de la escultural Jennifer se asombrarán de que ya haya cumplido 50 años.



ARCHIVADO EN:
, , ,