Retes el rebelde

Gabriel Retes falleció a los 73 años, tras una fructífera carrera cinematográfica.

Con la muerte de Gabriel Retes a los 73 años, la semana pasada, el cine mexicano pierde a una de sus figuras más emblemáticas.

Desde sus inicios con Chin Chin el teporocho, Retes se significó como un rebelde, que cuestionaba el mito guadalupano en El nuevo mundo, que homenajeaba a Los Olvidados en Flores de papel y que tenía que recurrir a la cooperativa para poder hacer un filme sobre la guerrilla, Bandera rota. Desde entonces, tuvo que batallar para levantar sus proyectos de forma independiente, como Mujeres salvajes y Ciudad al desnudo.

En 1992 se anotó el mayor éxito de su carrera con El bulto, un filme que hablaba de un estudiante que había sido golpeado durante el Halconazo y permanecía en coma durante 20 años. Dos años después repitió el éxito con Bienvenido-welcome, que hablaba sobre el Sida.

En Festibercine, en la que personificaba a un director de cine, se burlaba de sí mismo cuando iba a reclamarle a un proyeccionista que estaba pasando mal su película y este le respondía que no importaba, porque nadie la estaba viendo.

Tuvo que filmar en Costa Rica Arresto domiciliario, pues no conseguía apoyo.

Curiosamente, fue requerido como actor en filmes como Puerto padre, de Gustavo Fallas, y en la divertida Cómo filmar una XXX, de Manuel Escalante.

En los últimos tiempos se le vio en la Cineteca en varios homenajes, ya con su salud muy deteriorada. Ahí se estrenó La revolución y los artistas, en la que se reservó el papel del Doctor Atl.

Descanse en paz este gran cineasta nacional.

Autor: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , , , , , , , , , ,



Right Menu Icon