Una historia de parásitos sociales

El filme del surcoreano Boon Joon Hoo narra la historia de un joven pobre que se las ingeniará para conseguir dinero.

El mejor estreno de la semana es Parásitos, un filme del surcoreano Boon Joon Hoo que ganó el Globo de Oro y se encuentra nominado al Oscar a la mejor película extranjera.

Contra lo que pudiera esperarse por el título, no se trata de una cinta de horror, sino de una original comedia social de humor negro.

El guion del propio realizador narra la historia de dos familias, una rica y otra pobre. El joven Kang (Kim Kim Taek) recibe como herencia, de un compañero que parte al extranjero, una alumna rica a la que da clases de inglés; pronto, se las ingeniará para conseguir trabajo para el resto de su familia, aunque eso signifique boicotear al chofer acusándolo de violación o utilizando las alergias del ama de llaves para deshacerse de ella. Lo que no imaginan es que esta tiene escondido en el sótano a su marido, quien huye de sus múltiples acreedores.

El director de culto de El huésped y El expreso del miedo trata el asunto con bastante originalidad, con un humor negro muy logrado, caricaturizando el despiadado neoliberalismo de la sociedad surcoreana, tan a imagen y semejanza de la norteamericana.

Gisaengchung resulta, pues, bastante recomendable: mantendrá el interés de los espectadores durante más de dos horas y, seguramente, aspirará a más premios.

Avatar photo

Por: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.


ARCHIVADO EN:
, , , , , ,