Maduro, ¿culpable o no?

Nicolás Maduro pide la mediación papal, quizá apelando a que el Santo Padre pueda tender un puente divino que de una vez por todas saque a Venezuela de la crisis política en la que se encuentra, pero no cuenta con la astucia de Juan Guaidó, quien es el diablo en persona y que desde el purgatorio (Asamblea Nacional) le prepara un golpe por debajo de la mesa.

Si yo le llevara a los medios las de abajo, o si les diera por su lado, diría como dicen muchos que Nicolás Maduro es un dictador, un asesino, un corrupto o un narcotraficante (o todas juntas), pero como soy un politólogo racional y que no se deja llevar por las pasiones ni intereses oscuros y mezquinos,siempre busco la verdad, aunque cuando la diga, a más de alguno le duela el culo o peque de incredulidad ante mis palabras.

No se han fijado que el interés de los países donde la derecha gobierna, o donde el peso aplastante del capitalismo salvaje se impone, siempre se tachan de demócratas, caso concreto Estados Unidos, país del que sabemos mucho y que no es necesario hablar en esta escena; pero cuando un país quiere autodeterminar su destino y no está en consonancia con el primero, siempre se lo lleva la chingada ante el peso demoledor de las presiones, políticas, económicas y militares que hoy pretenden hacerse presentes para derrocar a Maduro.

¿No les parece culero que Estados Unidos tenga tropas en Colombia esperando para invadir territorio venezolano y tirar a Maduro?, ¿qué pensarían si esas tropas del gigante del norte intervinieran para tirar al gobierno de Manuelovich, argumentando que es de izquierda y por ende, el demonio que atenta contra los valores y el espíritu de la democracia occidental?

Me cago en la leche. Es increíble que un pueblo no pueda autodeterminar su destino, que los intereses de fuera se pretendan imponer, esto se llama despojo, robo, culerada y anexas, pero nadie lo dice. Es fácil y pendejo decir: Maduro es tirano, dictador, maldito o culero; eso vende más y no requiere mayor análisis.

Nicolás Maduro puede ser culpable o no de la crisis política de Venezuela, pero de algo estoy seguro: no es culpable de que Estados Unidos y sus aliados huelepedos hoy quieran imponerse en un país soberano.

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.



ARCHIVADO EN:
, , ,



Right Menu Icon