Mujeres arriba

MARTHA SÁENZ

La primera en subir a tribuna fue Mayka Ortega Eguiluz con el tema de protección a niñas, niños y adolescentes para que puedan acceder a un tratamiento médico cuando las creencias de los tutores impidan velar su derecho a la salud. Lisset Marcelino Tovar también se pronunció por la protección de la juventud en el sentido de igualdad y equidad.

José Antonio Hernández Vera pidió que se celebre el día del rotario, además de agradecer a sus invitados de Tulancingo. No cabe duda que el legislador mantiene bien plantadas sus aspiraciones presidenciales y no pierde oportunidad para darles rumbo.

Jajaira Aceves Calva, del PES, propuso reformar la legislación para que el presidente de la Comisión de Derechos Humanos pueda presentar iniciativas de ley el área de su especialización; en una segunda participación propuso generar mayores recursos a dicho ente. Mientras que Asael Hernández Cerón pidió la regularización de mecanismos de participación ciudadana directa: plebiscito, referéndum, revocación de mandato.

Adela Pérez Espinoza impuso un discurso en tribuna para pronunciarse por la erradicación de la violencia contra las mujeres y reflexionar sobre la necesaria eliminación de estereotipos; propuso exhortar a la SEDESO a instaurar campañas de difusión para erradicar la violencia de género y al Instituto Hidalguense de las Mujeres para que ponga especial énfasis, además señaló que los 84 Ayuntamientos deben capacitar a conciliadores municipales, pues son generalmente uno de los primeros receptores de los casos de violencia contra mujeres y por verse inmersos en una cultura patriarcal pueden llegar a ejercer violencia de género sin siquiera notarlo. Por cierto, una propuesta que deja ver que la diputada conoce bien las necesidades de la población que representa.

Tatiana Ángeles Moreno se unió a la priista retomando otro de los temas trascendentales en violencia de género; habló de la falta de denuncias de violaciones a niñas y adolescentes, que se convierte en impedimento para la interrupción del embarazo, lo cual también es violencia de género.

Aunque el round del día lo inició Miguel Ángel Peña Flores, diputado local del PT, cuestionando directamente la administración municipal de Tlanalapa por la mala ejecución de obras y el desaseo en los informes. También ventaneó a César Mora, secretario de la Contraloría Interna, pues resulta que en Tlanalapa no existía contralor interno desde febrero 2017 y apenas hace unos días fue nombrado (¿obrará en indicadores?). Seguramente el exregidor mexiquense no estaba enterado porque la movilización a municipios es muy costosa.

Jorge Mayorga Olvera, parece, no resistió que el petista entrara al distrito que representa y subió a tribuna para invitarlo a conocer el municipio y sacó del error a Peña Flores, quien había asegurado no existía contralor. También dio una ligera sacudida a Jorge Miguel García Vázquez cuando pidió que se ponga a trabajar al Instituto Hidalguense del Fortalecimiento a los Municipios.

Miguel Peña refutó el tema del contralor, pues aseguró que no se sabe el nombre y no pasó por sesión de cabildo. Tatiana Ángeles, como presidenta de la Comisión de Fortalecimiento Municipal, sostuvo que se está trabajando en una forma nueva de repartición de recursos. José Luis Muñoz Soto insiste en que hizo recorridos de campaña que le permitieron descubrir miles de problemas hidalguenses, entre los que se encuentra la corrupción de funcionarios municipales.

Jorge Mayorga regresó a tribuna a responder a Flores Peña que la contralora interna del Ayuntamiento de Tlanalapa fue designada el 5 de noviembre, su nombre es Norma Elizabeth Hernández, y que la Auditoría Superior del Estado de Hidalgo no ha hecho dictamen del municipio.

Mayka Ortega Eguiluz participó reprochando a AMLO su falta de lucha contra la corrupción (habría que revisar las empresas del esposo de la legisladora, que dicen han generado muchos beneficios en instituciones que han favorecido a la legisladora); consideró que la corrupción es falta de trabajo, pero no hizo ninguna referencia al Ayuntamiento de Tlanalapa. Aquí se le fue al presidente de la Mesa Directiva evaluar que dicha participación no tenía sentido en la sesión.

Tatiana Ángeles habló de la posición de AMLO para resguardar la estabilidad, sin embargo, se quiere justicia para juzgar a Enrique Peña, Felipe Calderón y Vicente Fox, por lo que retomaba su postura de enviar al presidente electo un exhorto para que los expresidentes vayan a la cárcel, segunda participación que no abonaba al tema ni era respuesta a una alusión y permitió generar desvío del tema central. Parece que Peña Flores no ha desarrollado a cabalidad su papel como presidente de mesa directiva.

Pero quien cerró perfectamente la discusión fue Jajaira Aceves Calva, quien calificó de populistas a sus compañeros, pues les recordó que sólo 10 municipios pueden tener auditorías por falta de presupuesto, según lo declarado por César Mora en comparecencia, además reprochó a Lissete Marcelino y Miguel Peña que no hablen del municipio de Mixquiahuala, que cuenta con varias irregularidades. Pero lo más interesante fue recalcar que como Poder Legislativo pueden estar con “lupa” sobre las presidencias municipales.







Right Menu Icon