El elegido es Augusto y Menchaca lo sabe… y lo apoya

El gobernador Julio Menchaca deja pequeños mensajes en sus redes sociales, como por ejemplo dedicarle palabras como “certeza y claridad” a Adán Augusto y las siempre confiables “amigas y amigos” a Claudia Sheinbaum y Marcelo Ebrard.

El presidente López Obrador ya eligió a su sucesor, este será el secretario de Gobernación, Adán Augusto, por el simple hecho de que es igual a él: edad avanzada, terco, necio, autoritario y de Tabasco, pero existe la diferencia de que Augusto no cuenta con la aprobación ciega del “pueblo bueno”, encendiendo las alarmas porque será una casilla que rellenará fácilmente con el ejército.

Claudia y Marcelo están descartados por cosas muy sencillas: Claudia es mujer, y el presidente las trae contra ellas; Marcelo es un político totalmente distinto al “cabecita de algodón”, y el líder supremo es algo que ni tolera ni acepta ni dejará pasar.

En Hidalgo es evidente de qué lado masca la iguana, el gobernador Julio Menchaca es dado a dejar pequeños mensajes en sus fotos que publica en redes sociales; al oriundo de Tabasco le dedica palabras de “certeza y claridad”, mientras al duo “pimpolín” los mete a la misma bolsa de “amigas y amigos”.

Lo preocupante de que Adán Augusto sea el próximo presidente de México, hablando exclusivamente de Hidalgo, es su relación tan estrecha con el Grupo Universidad y Gerardo Sosa, la liberación del exrector de la UAEH fue una decisión directa de Augusto y esto fue porque se enamoró del “Proyecto Garza” y sus alcances, por lo que la renuncia del rector Pontigo fue para que éste se sumara de lleno con el equipo del secretario y así comenzar a replicar por todo el país lo realizado a costa de la UAEH.

El escenario se complica cuando recordamos los inicios y la forma en que se fue posicionando el Grupo Universidad en Hidalgo (a trompadas, la ley del más fuerte), y si a “los pensantes” les sumamos a un tipo que apoya militarizar el país y la idea de tener a un militar como presidente de México, pues todo luce de la chingada, ya no solo para Hidalgo, para todo el país.

 

Autor: Adalberto Peralta Rosales

Nací el 3 de enero de 1984 en Tehuacán, Puebla; mi único hogar ha sido Pachuca, Hidalgo, y así seguirá siendo hasta que me muera. "La escuela nunca me gustó y nunca fui buen estudiante", por lo que jamás me interesó titularme. Ejerzo el periodismo desde hace varios años, he aprendido que para escribir se tiene que leer mucho y tener muy pocos amigos. "Y si me ven contento es porque trabajamos derecho. De vez en cuando me enfiesto...".


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , , ,



Right Menu Icon